CorPeuM‎ > ‎

Atributos Inteligentes


Los modelos utilizados para planificar y supervisar la estrategia están generalmente conformados por una combinación de estructuras empresariales. Por ejemplo, el Modelo de Cadena de Valor (VCM, por sus siglas en inglés) puede ser visto como las actividades que crean valor al negocio. Estas pueden estar agrupadas en actividades Básicas y de Apoyo, donde:

 

Actividades Básicas son todas aquellas actividades que directamente se relacionan la entrega de los productos/servicios al cliente previsto. Esto incluye la forma en que se obtienen los productos o servicios, se desarrollan, fabrican, comercializan, venden, entregan y mantienen. Estas son las actividades donde, generalmente, se genera más valor.

 

Actividades de Soporte son aquellas actividades que permiten la organización operar legalmente y de manera eficaz. Esto incluye cómo se paga a los proveedores y empleados, los fondos recaudados de los clientes, la forma en que la organización se financia y cómo cumple con sus obligaciones legales y estatutarias.

 

A continuación se muestra un ejemplo de un VCM de alto nivel para una empresa fabricante:


Atributos Inteligentes

Esta Cadena de Valor representa el negocio actual (“business as usual”). En otras palabras, cómo la organización genera valor actualmente. Las actividades generalmente son implementadas (o gestionadas cuando son sub-contratadas) por departamentos operativos que tienen la responsabilidad específica de llevarlas a cabo.

 

La manera en que una actividad es realizada o combinada con otras actividades es la base de la ventaja competitiva y el valor agregado de un producto o servicio. Por lo tanto, para gestionar cualquier actividad tendrán que planificarse y supervisarse una serie de hechos. Estos pueden ser agrupados según los siguientes tipos:

 

Puesta en marcha: Esto mide la cantidad de trabajo que se realiza dentro de una actividad. Por ejemplo, incluyen medidas de la cantidad de anuncios colocados, el número de llamadas de ventas que se hicieron, y el número de artículos fabricados.

Éxito: Este tipo registra el nivel de éxito logrado mediante la realización de la actividad. Por ejemplo, el número de contratos ganados, la reducción del número de productos devueltos, y la posición en el  mercado comparada con los competidores.

 

Recursos: Este tipo pormenoriza los recursos necesarios para que una actividad sea ejecutada. Por ejemplo, el número de personas, el acceso a los equipos, y los recursos financieros para pagar a proveedores.

 

Para gestionar el rendimiento estas actividades e indicadores deben ser combinados de manera inteligente para que los recursos asignados se puedan evaluar en relación con la actividad realizada por los departamentos pertinentes y del éxito logrado. A continuación se muestra un ejemplo de cómo se pueden relacionar estas medidas:


Valores de Ejemplo

Fig 14.  Ejemplo de indicadores utilizados para planificar y supervisar las actividades en la cadena de valor


Hay que tener en cuenta que las medidas varían entre el departamento y la actividad. Esto representa un desafío importante cuando se crea un formulario de entrada de datos o un informe, ya que la "estructura" no es la misma que la que figura en el modelo de negocio. Es por eso que hemos construido CorPeuM con una capacidades inteligentes de atributos que permite que los indicadores (y cualquier miembro de la dimensión) sean asociadas a cualquier miembro de negocios. Estos se utilizaran automáticamente para seleccionar y mostrar los indicadores correctos para cualquier información de negocios.

Valor Añadido/Beneficio CorPeuM

CorPeuM  es capaz de construir modelos que combinan inteligentemente las actividades con los recursos y los indicadores de ejecución y de éxito. Esto permite que las cadenas de valor de la organización sean modeladas, se asignen los presupuestos de acuerdo a las actividades y sean presentados en un formato eficaz centrado en la ejecución.